Un proyecto que busca reparar la economía local

Cerca de 600 pequeñas unidades productivas rurales han sido beneficiadas con el Programa de Competitividad Estratégica Territorial (CET). Su objetivo es que las regiones asuman el liderazgo de sus procesos de desarrollo.

Los habitantes de Versalles (Valle del Cauca) ya pueden hablar indefinidamente sobre aguacate hass. En Nariño se produce el mejor limón Tahití y, en la actualidad, ha llegado a los supermercados en Holanda y espera conquistar más países de Europa. Mientras que en Guayatá (Boyacá), los campesinos se han preparado para ser expertos en café. Estos son algunos de los avances que ha alcanzado el Programa de Competitividad Estratégica Territorial (CET). (Lea: Los guayatunos que quieren ser especialistas en café)

Financiado por la Unión Europea, el programa es impulsado por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MinCIT) y por la Red Adelco. Su principal objetivo es conseguir que estas iniciativas locales de producción diversifiquen su oferta y sean beneficiosos para la demanda de sus territorios.

Además, el CET pretende contribuir al fortalecimiento de la competitividad regional. Y, para lograr que los productores sean competitivos en el mercado, el programa se encarga de capacitarlos con una serie de actividades. Para materializar el logro de los objetivos fue diseñada una ruta de trabajo e intervención, en la cual se establecieron cuatro resultados. (Le puede interesar: Una política para sanar las pequeñas economías)

Hasta el momento, 13 Proyectos de Desarrollo Productivo han sido apoyados económicamente con $4.100 millones. Con el CET esperan seguir construyendo una agenda territorial en las subregiones para mover las economías locales que van más allá de los municipios.

Categorias: Noticias,Noticias CET

Etiquetas: ,,,,,

Deja una respuesta

Your email address will not be published.