Fortalecimiento Comunitario en la Región del Bajo Magdalena

Nuevos territorios de Paz – FORTALECIMIENTO ASOCIATIVO

En el marco del programa Nuevos Territorios de Paz, financiado por la Unión Europea y el Departamento para la Prosperidad Social (DPS) la Red Adelco continuamos trabajando por el fortalecimiento asociativo con las organizaciones de productores de los municipios de Magangué y Pinillos, mediante la implementación de la metodología “Grupos Autogestionados de Ahorro y Crédito (GAAC).”

Las organizaciones focalizadas, pertenecen en su gran mayoría a corregimientos y veredas rurales, alejadas de los cascos urbanos, y por tanto de las entidades bancarias formales. Esto hace que los participantes no cuenten con mecanismos de ahorro adaptados a sus capacidades económicas, no tengan acceso a financiación en condiciones ventajosas y no dispongan de fondos de emergencia para hacer frente a calamidades o emergencias.

La metodología GAAC, no solo tiene impactos en la mejora de las economías familiares o comunitarias, sino que se ha comprobado como una estrategia efectiva para el fortalecimiento del tejido social, la generación de relaciones de confianza y la reducción de la vulnerabilidad de sus miembros. Los principales impactos serían los siguientes

–          Generar cultura del ahorro. La falta de productos financieros acordes a las necesidades de las comunidades rurales, hace que las familias no cuenten con mecanismos de ahorro, lo que aumenta su vulnerabilidad y limita sus planes de mejora.

–          Facilitar el acceso a financiación. Esto va a reducir la dependencia de los participantes a los prestamistas informales, como los “gota a gota” o el “paga a diario”. El acceso a préstamos en buenas condiciones, les va a permitir dinamizar sus actividades productivas, reducir sus compromisos con terceros y contar con apoyo del grupo en caso de necesidad (Enfermedades, calamidades domésticas, etc.)

–          Fortalecer la asociatividad y las relaciones de confianza. Los grupos se convierten en espacios para la construcción colectiva, la ayuda mutua y el trabajo solidario. De igual manera, son espacios idóneos para el intercambio de conocimiento, la socialización de problemas y la búsqueda de soluciones conjuntas.

–          Promover el emprendimiento y los proyectos colectivos.  En muchos casos, los ahorros movilizados se materializan en inversión colectiva para la creación de nuevas fuentes de ingresos, en fortalecimiento de actividades productivas o en creación de capital social financiero con el que mejorar las economías comunitarias.

–          Promover la participación democrática. En los grupos se participa en igualdad y se consensuan las decisiones de manera colectiva, lo que mejora la solidaridad en el grupo e incrementa la autoestima de los participantes.

–          Transferir modelos autogestionados. El objetivo de la metodología es dejar capacidad instalada en las comunidades, de manera que puedan gestionar sus propios recursos y desarrollar sus actividades de manera autónoma. Esto genera una verdadera apropiación entre los miembros, lo que garantiza sostenibilidad más allá de los proyectos y de la presencia de las organizaciones operadoras.

En estas semanas, se ha procedido a la socialización de la metodología con diferentes asociaciones de base de los municipios focalizados, que la han reconocido como una herramienta práctica y efectiva para la mejora de sus economías familiares.

Se van a vincular a 6 de esas organizaciones, capacitándoles en la metodología y en el desarrollo de las actividades del grupo e iniciando ciclos de ahorro de 8 meses, en los que van recibir una transferencia metodológica integral basada en la práctica. Las asociaciones están situadas en los corregimientos de San José de las Martas, Santa Lucía, Cascajal, La Unión, Puerto Pinillos y Las Brisas.

Categorias: Noticias

Deja una respuesta

Your email address will not be published.