Diálogo sectorial sobre la Industria FINTECH

En el marco del proyecto Comercio con identidad Local, financiado por la Unión Europea y cuyo objeto es construir territorio y aportar a la sostenibilidad de las Organizaciones de la Sociedad Civil en Colombia desde el Desarrollo económico local, se realizó el pasado 13 de mayo el Diálogo sectorial: desafíos y oportunidades en la industria FINTECH y capital de riesgo en los tiempos del COVID-19.

Mira el video completo del diálogo aquí

Estos fueron los puntos clave expuestos por los invitados:

Iván Orduz. Asesor de innovación de FCM, inversionista y empresario

La crisis marca un antes y un después, que va a llevar a los Gobiernos a repensar sus modelos económicos, especialmente en tres frentes: (I) Creación de vehículos innovadores de financiación, no basados en los esquemas tradicionales (II) Pensar en los nuevos modelos de negocio, desde sus cadenas logísticas hasta sus procesos de comercialización (III) Reactivar la demanda, ya que sin consumo no hay economía, lo que requiere fortalecerla de manera paralela a la oferta y las empresas. Esto, en su conjunto, permite inyectar dinero de manera pertinente y que el dinero circule en el territorio, lo que acaba generando riqueza y sostenibilidad tanto en las empresas como en las redes y actores que están vinculados a los procesos de desarrollo económico local y territorial.

El FINTECH y los vehículos que lo rodean suponen un referente muy interesante en términos de innovación, fortalecimiento a los esquemas de emprendimiento y reactivación económica desde los territorios, con un papel protagónico de los actores locales. Ante una situación extraordinaria, medidas extraordinarias que, en este nuevo contexto, tienen que estar obligatoriamente ligadas a una idea de sostenibilidad.

  • Desde el punto de vista de inclusión financiera, la herramienta FINTECH será una herramienta muy importante para promover la bancarización y la inclusión financiera en los territorios y a nivel rural.
  • Las iniciativas FINTECH son un mecanismo para poner en práctica nuevas ideas que permitan dar soluciones locales y las brechas existentes entre territorios y entre entornos urbano-rurales.
  • Estas nuevas tecnologías permiten gestionar el riesgo de una manera diferente al enfoque bancario tradicional y eso puede ser una contribución muy interesante para las PYMEs o las organizaciones de base a nivel local.

La tecnología, desde una mirada del emprendimiento como un ejercicio de co-creación, puede ayudar a identificar proyectos productivos innovadores, democratizando el acceso y la construcción de proyectos y FINTECH regionales incluso.

Edwin Zácipa. LATAM Top FINTECH influencer

Entendemos por FINTECH todas aquellas herramientas que, haciendo uso de la tecnología, facilitan la gestión financiera de las economías familiares y empresariales: para financiar, para ahorrar, para hacer uso de servicios digitales, para administrar recursos, etc. Colombia es uno de los países que lidera a nivel mundial el uso y escalamiento del FINTECH, aunque el crecimiento se da en la medida en que avanzan las condiciones en términos de conectividad. Adicionalmente, el país es uno de los referentes en cuanto a inclusión financiera, con una arquitectura institucional ad hoc y que permite también la creación de un “ecosistema” y de estrategias innovadoras para la financiación y la prestación de servicios financieros. Esto se liga también con un dinamismo importante en términos de innovación, que acompañan otros sectores y que se reflejan en un mayor interés de los fondos de inversión por apoyar y acelerar ideas empresariales de gran impacto en el país. Financiamiento alternativo (crowdfunding, reducción de facturas, etc.), acceso a pagos digitales (plataformas de comercialización y transacción) y gestión de finanzas personales (impuestos, deudas, metas de ahorro, comportamiento del perfil crediticio en estos momentos). Estos serán temas fundamentales para las etapas tempranas y de crecimiento de las PYMEs.

Felipe Lega. Unidad de Regulación Financiera

Un propósito de país es que el desarrollo de estas herramientas, las cuales están tomando mayor protagonismo en el marco de la crisis, sean sostenible en el tiempo y que sean inclusivas. Por ello, el concepto de complementariedad entre estas y las otras herramientas existentes es fundamental. Colombia es el país número 1 en favorabilidad para la inclusión financiera.

Tradicionalmente, la bancarización se pensaba como una responsabilidad de los bancos, pero ahora se va posicionando el concepto de inclusión financiera, mucho más holístico, y que requiere ejercicios de articulación público-privada y de búsqueda de innovaciones, integrándolas a los instrumentos y mecanismos ya existentes. A día de hoy podemos decir que ya se ha logrado una cobertura a nivel país, permitiendo que todos los colombianos puedan acceder a servicios financieros, aunque todavía hay importantes retos en lo que se refiere a la educación financiera, a la creación de nuevas herramientas y a la solución de algunos retos económicos, empresariales y sociales que impone esta coyuntura.

La crisis es también una oportunidad, por irónico que sea. Por ejemplo, la gente ha roto las desconfianzas que tenían para hacer transacciones monetarias o para usar las TIC’s en el sector financiero. Y por eso es fundamental garantizar que tengan una buena experiencia, que los FINTECH (que tienen una velocidad de ajuste y adaptación muy grande) faciliten que la prestación de los servicios sea excelente y que eso apuntale la integración de las herramientas tecnológicas en un conjunto mucho más grande de la población.

Otro ejemplo, ha sido el tema de los subsidios, que en dos décadas ha logrado crear una estructura para llegar a 2,6 millones de personas, pero que en un plazo de 3 semanas ha logrado alcanzar casi a 2 millones de personas. Esto evidencia la disrupción y velocidad de los cambios, con cada vez mayores distorsiones, que exigen una movilidad mucho más ágil y dinámicas de los recursos. Esto puede contribuir a reactivar la economía, hablando incluso de acceso al mercado de valores o de productos más sofisticados.

En la medida en que se consiga proteger el tejido empresarial y productivo, fuertemente afectado por la pandemia y sus consecuencias, todo este tipo de innovaciones serán fundamentales en términos de recuperación, ya que permitirán transferir los recursos existentes a las personas que lo necesitan, de formas más ágiles, pertinentes y funcionales. Hay que pensar bien porque en Colombia sigue siendo hegemónico el efectivo, ya que la gente lo asocia a inmediatez, gratuidad, efectividad y confianza. Pero no hay que castigar el uso del efectivo sino presentarle nuevas herramientas y poco a poco ir legitimando y complementando el uso de estas tecnologías en poblaciones rurales y otros territorios.

Andrés Vejarano. Inversionista FINTECH y líder del ecosistema del emprendimiento en Colombia

Uno de los grandes retos es identificar oportunidades en el desarrollo de FINTECH que generen cero fricciones al consumidor, integrando el concepto de Antropología Digital, y avanzando en una personalización mucho más fuerte de los servicios que permita dar solución a las necesidades empresariales y a las restricciones que enfrentan en términos financieros y de gestión.

Hay que abordar también la cultura y el comportamiento de los actores territoriales, pero no solo de los consumidores sino también de los comerciantes y de las entidades que acompañan y fortalecen a las empresas. La clave es entender cuáles son los beneficios de estar en el mundo digital y de trabajar y comerciar desde ahí, superando algunos tabús grandes que tienen.

En el caso de China los pagos digitales superaron al pago con tarjetas, por lo que la complementariedad es un campo muy provechoso de trabajo en Colombia, donde el desarrollo de nuevas tecnologías podría ser apoyo para muchos sectores y líneas de negocio locales.

Existen oportunidades muy grandes, porque el momento que estamos viviendo nos permite ver que las compañías se están transformando y que se abren cambios inmensos para el trabajo con PYMES y con actores que tradicionalmente no eran “naturales” de este campo y que ahora pueden beneficiarse muy ampliamente de los desarrollos y las innovaciones.

Adoptar las FINTECH que ya existen y ayudarles junto con los gobiernos locales a llegar a región y tener mayor capilaridad puede ser más efectivo que crear diferentes herramientas en cada una de las regiones. Hay que pensar en medidas seguras y sostenibles y centrar importantes esfuerzos en la educación y la sensibilización.

En relación con los datos, el borrón y cuenta nueva es efectivamente un hándicap para favorecer y dinamizar las inversiones. Hay que tener en cuenta que en el mundo FINTECH la información es totalmente necesaria y transversal a toda la operación, por lo que el usuario debe ser consciente que al participar de dicho modelo cede ciertos datos, siempre bajo las leyes existente en términos de protección de datos. Respecto a la crisis del COVID, la industria FINTECH no se ha visto afectadas en términos del modelo de negocio sino más en lo que se refiere a establecer un nuevo diagnóstico sobre su forma de operación, el perfil y comportamiento de sus clientes y la generación de bases para un flujo de caja que les permita ser sostenibles. Hay un desincentivo a invertir en empresas que no tienen clara la ruta de trabajo y las reglas de juego.

Diana Torres. Banca de inversión KPI

Las FINTECH son un medio para conectar y activar el consumo, ya que genera el pago y la remesa (con un 25% de las actuales en estos sectores), reduces el pago de efectivo, aumentas los servicios digitales y todo ello genera un ambiente propicio para que los empresarios, los comerciantes y los consumidores, empiecen a ver con claridad los incentivos, los beneficios económicos y las formas de innovación en las que pueden vincularse.

Las FINTECH pueden ser un vehículo para mejorar las inversiones y acercar fondos de inversión y empresas, incluso llegando hasta el nivel regional, lo que permitiría reducir mucho las restricciones actuales para acceder a financiación e incorporar criterios mucho más funcionales para garantizar el crecimiento y los resultados. Hay que juntar capital de riesgo, reglas de juego claras e indicadores precisos de sostenibilidad.

A los empresarios y a los actores locales se les debe sensibilizar y educar sobre el potencial de estas herramientas, por un lado, para la gestión de sus finanzas y de sus negocios, pero por otro, para atraer recursos de inversión que apalanquen e impulsen negocios de gran potencial, sean de la naturaleza que sean (teniendo en cuenta que muchas de estas empresas se encuentran en etapas tempranas de creación, crecimiento y aceleración). Las FINTECH permitirán la unión entre empresario y consumidor final, sin generar costos adicionales, al contrario, creando una mayor eficiencia en las transacciones y reduciendo los traumatismos y gastos que se crean actualmente en el camino entre empresas locales y mercado. Esto impacta directamente en las dinámicas de reactivación económica.

DESCARGA LAS MEMORIAS EN PDF

Categorias: Noticias,Noticias Comercio

Etiquetas:

Deja una respuesta

Your email address will not be published.