Introducción Proyecto Cooperación Santander

Santander

El departamento de Santander se constituye como uno de los departamentos más competitivos del país, ya que no solo concentra su actividad económica en el sector agrícola y pecuario proyectándose a la agroindustrialización; sino que también por su localización y condición geográfica es propicio para la explotación de recursos minerales en varios de sus municipios, y también como canal entre el interior del país con los puertos del Caribe y países vecinos, lo cual ha incentivado sectores como el transporte, el turismo y las comunicaciones.

Debido a este gran potencial económico que hay en sus provincias, este proyecto buscó identificar los aspectos principales sobre los cuales actuar para lograr el fortalecimiento en la formulación y gestión de proyectos de cooperación internacional en sus municipios; siendo su comunidad consciente de su vocación agrícola y pecuaria, pero también conocedores de las oportunidades de crecimiento y de diversificación que poseen en los demás sectores económicos, para los cuales se detectó la necesidad de iniciar acciones que contribuyan al mejoramiento tecnológico de los sectores minero, pecuario y agrícola, para la protección del medio ambiente y para incentivar planes de negocios concretos que abriguen la variedad de productos y servicios que las organizaciones de la región están en la capacidad de ofrecer de una manera más eficaz para beneficio de la comunidad y para el desarrollo sostenible del territorio en todas sus provincias: Carare Opón, Guanentá, García Rovira, Vélez, Comunera, Soto Norte, Soto y Yariguies.

Considerando estas oportunidades que se identificaron mediante el diagnóstico inicial del proyecto, se estructuró un plan metodológico para dar apoyo en la formulación y gestión de proyectos de cooperación internacional a través de la  estructuración del mapa de actores y la validación de las líneas de cooperación por territorio; así como el diseño de la parrilla de formación y la selección de expertos que dieron inicio a la formación y certificación de 500 ciudadanos y 10 organizaciones públicas de la región que hicieron parte de este proyecto de cooperación.